Los ángeles de Mons

Sabías que...

Una leyenda que se convierte en real por petición del público. No es, ni será la primera vez que esto sucede. La historia o leyenda de los ángeles de Mons, se dice que está basada en uno de los relatos escrito por Arthur Machen, un escritor gales de ficción fascinado por las historias que contaban los soldados después de las batallas

Una batalla épica con final inesperado

Situémonos en la ciudad Belga de Mons, durante la I guerra mundial. Allí los soldados británicos intentaban heroicamente hacer frente a unos rivales que les superaban tanto en número como en armamento. Los alemanes se presentaban  victoriosos en un campo de batalla donde la mayoría de bajas eran soldados británicos, no obstante, los alemanes también dejaron a un gran numero de los suyos sobre el campo. Aquel asedio estaba haciendo mella en los británicos, pues ya llevaban acumuladas muchas horas de lucha sin descanso, la comida escaseaba y algunos de ellos iban heridos. A pesar de todo, nunca se dieron por vencidos. 

En un último intento por ganar ventaja, los británicos buscaron refugio en el canal de Condé. Un lugar con unas condiciones difíciles que les permitirían estar resguardados mientras ganaban tiempo, a la vez que dejaba a los alemanes con cierta vulnerabilidad. Aun así, aquello no era más que una solución momentánea. 

A pesar de que las tropas británicas eran conocidas por su valentía y heroicidad. Aquella noche del 26 de agosto de 1914 y ante ya una inevitable derrota. Los soldados no encontraron otra salida que entregarse a una última lucha, donde tenían por seguro la muerte. Solo el coraje les acompañaba, y para evadir el miedo, algunos soldados empezaron a cantar viejas canciones de hazañas pasadas, mientras sus compañeros les escuchaban orgullosos. Empezaron a despedirse de sus compañeros, paso firme hacía la trinchera. 

Cuando de repente y como si de una aparición fantasmal se tratase, un inmenso ejército de arqueros guardaba a sus espaldas. Aquel ejército espectral, les recordó al mítico ejército de arqueros de Agincourt, quienes cinco siglos atrás habían luchado contra los soldados franceses durante la guerra de los cien años.

El ejército alemán ante tal aparición, se vio sobresaltado y decidió darse a la retirada. Cuentan que algunos de los cuerpos de los soldados alemanes tenían incrustadas flechas en sus cuerpos, corroborando lo que los británicos habían contado de aquella batalla.

“Un ejército de ángeles había venido para ayudarles en la batalla” fue de esa manera como los británicos pudieron salir airosos de una batalla que daban por perdida.

La admiración por su ejército, unas creencias arraigadas en el folklore y las apariciones divinas. Una historia que era digna de ser contada como verídica. Fue lo que llevo a que un simple relato, formara parte de la historia como; una batalla épica, apoyada por los ángeles de San Jorge.

Ante la imposibilidad de dar una explicación que justificara la huida del ejército alemán y, el sorpresivo triunfo británico a pesar de sus condiciones. La leyenda sobre la aparición de seres celestiales, genero más atracción y paso a ser adoptada como realidad.

Pero no fueron los únicos seres sobrenaturales que intervinieron en esta batalla; si quieres saber más te invito a que leas sobre Hellhound dog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba